¿El pan engorda?

¿El pan engorda? Es una de las grandes preguntas que todos nos hacemos cuando nos proponemos empezar una dieta, y es que para muchos, el pan es un elemento indispensable en cualquier comida, y son muchos los que sienten que si no hay pan en la mesa, les falta algo. Hasta ahora, la eterna pregunta no tenía una respuesta segura, aunque eran más las personas que apostaban por el sí. Sin embargo, hace poco, la Universidad de Las Palmas de Gran Canarias, y en concreto el Departamento de Ciencias Clínicas, han dado una respuesta.

Empecemos diciendo que sí, todo lo que ingerimos, excepto en agua, engorda, lo que pasa es que hay alimentos cuya ingesta aporta más o menos grasas a nuestro organismo, y de ahí la equivocada idea de que hay alimentos que no engordan. Partiendo de esa base, los expertos en nutrición de la Universidad de Las Palmas de Gran Canarias ha determinado que el pan no guarda relación directa con la grasa abdominal ni con la obesidad.

El estudio apunta además a que el pan de grano entero favorece la pérdida de peso, al aportar mayor cantidad de fibra, mientras que el pan con harinas refinadas, se sitúa en una posición neutra (“ni engorda ni adelgaza”). Desde la Universidad apuntan a que, de hecho, la eliminación del pan en las dietas va en contra de los hábitos de la dieta mediterránea, tan favorables para la salud y el mantenimiento del peso, aunque indican que se deben reducir las harinas refinadas y los azúcares de cualquier dieta como medida para prevenir la obesidad.

Como siempre, la clave está en ingerir pan como parte de nuestra alimentación habitual, pero en su justa medida, como el resto de alimentos. Para mantener un buen peso y una buena salud en general, una alimentación equilibrada en alimentos naturales es la mejor garantía.

Y tú, ¿podrías eliminar el pan de tu alimentación diaria?

 

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *