Un Ingrediente Antiguo: El Vinagre

Desde tiempos remotos el ser humano ha usado el vinagre como condimento y para conservar los alimentos. Los datos más antiguos que se conocen son de la cultura babilónica, que obtenían el vinagre de los dátiles.

Hoy en día el vinagre se consigue de muchos tipos de materias primas diferentes, dependiendo de estas el vinagre será de un tipo o de otro. Como dato importante comentar que consumimos unos dos litros de vinagre al año por persona, en ensaladas, gazpachos, escabeches etc.

El vinagre se consigue de las bacterias mycoderma que realizan la fermentación del vino, produciendo el vinagre, pero para ello se necesita una acidez apropiada, una concentración de alcohol concreta y debe contener nutrientes.

Algunos de los más conocidos son el Vinagre de vino o uva, muy usado en la gastronomía española. Vinagre de manzana o sidra, tiene un sabor delicado y combina de maravilla con carnes blancas y pescados. Vinagre de arroz, es típico en países asiáticos y posee un sabor dulzón. Vinagre balsámico, de un color caoba oscuro, de sabor fuerte y aroma dulce. Y por último el  Vinagre de jerez, de color oscuro y aroma generoso, que se consigue mediante el envejecimiento y se almacena en la solera, entre otros muchos.Cabe destacar que en España se cuenta con dos Denominaciones de Origen el de Jerez y del Condado de Huelva.

El vinagre es sin duda, un condimento que hará de nuestras ensaladas y salsas una delicia diaria, sea cual sea el que elijamos para aliñar.

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *